Mindfulness: otra manera de decir “meditación”


7 actitudes para poner en práctica.


Mindfulness

Hemos hecho referencia en esta sección en varias ocasiones a prácticas como el Yoga, la relajación o la meditación. Hoy en día está muy de moda un término nuevo: mindfulness, que en última instancia habla de lo mismo: permanecer en el momento presente generando pensamientos con consciencia.

Son muy interesantes las actitudes que el mindfulness nos sugiere cultivar y hoy queríamos hacer hincapié en ellas:

1. No-juicio: Es importante mantener una actitud de no-juicio para poder ver nuestras ideas y opiniones automáticas que tenemos acerca de casi todo. Si realizas algún ejercicio de relajación o meditación simplemente observa cómo generas juicios.

2. Paciencia: siempre estamos tratando de ir a otro lugar. Tenemos la fantasía de que en el futuro, cuando suceda tal o cual cosa, se darán las condiciones para que yo sea feliz. Pensemos en el niño que al que le gustan tanto las mariposas que, como no puede esperar a que salgan de su crisálida, las abre inocentemente antes de tiempo, sin darse cuenta de que necesitan tiempo para desarrollarse.

3. Mente de principiante: mantengamos la actitud de los niños ante el aprendizaje. Una actitud de curiosidad y de gozo ante lo nuevo. Seamos conscientes de lo poco que sabemos acerca de cualquier tema y mantengamos una actitud humilde.

4. Confianza: tengamos confianza en que estamos en el lugar correcto en el momento adecuado y que sin duda el universo se desenvuelve como debe.

5. No-esfuerzo: este principio es especialmente complicado ya que estamos inmersos en la cultura del “hacer” que premia el esfuerzo y los resultados. El mindfulness, por el contrario, nos invita a darnos cuenta de que no hay nada que hacer ni ningún lugar al que ir porque ya estás ahí, ya has llegado, estás a salvo.

6. Aceptación: Esta actitud no tiene nada que ver con la resignación pasiva sino que es algo muy diferente. Se refiere a entender el modo en que las cosas son y descubrir el modo más sabio de relacionarse con ellas y actuar en consecuencia.

7. Dejar ir: Significa “dejar ser” y es otra actitud muy difícil para nosotros ya que siempre estamos deseando que las cosas o personas sean de otra manera. Dejar que las cosas sean como son y no desear unos resultados determinados.